Bloque

Ayudas para emprendedores

Las mejores ayudas para emprendedores son las que se consiguen ellos mismos, con la autofinanciación inicial. En esa fase tan semilla, no se puede esperar apoyo real y eficaz de la Administración.

Emprendedor frente al portátil

Son muchos los emprendedores que nos llaman para preguntar por las “ayudas a emprendedores”. Respondemos con rapidez: no hay, no te molestes.

Los emprendedores buscan gasolina financiera para hacer arrancar sus proyectos. Cuando les decimos que “no hay” queremos decir que no hay de ese tipo de gasolina.

En Andalucía, la Orden de Incentivos de la Agencia IDEA cuenta con una línea de “creación de empresas”. También están las ayudas para autónomos. Pero no son verdaderamente gasolina. Llevan el mismo trámite que el resto de subvenciones: varios meses para el análisis, y otros tantos para el cobro.

Por lo tanto, ayudas como tales no hay para ese momento de arranque inicial. El emprendedor debe ayudarse a sí mismo. Y nos pongamos como nos pongamos o aporta capital propio o de allegados, o no va a despegar. Sin ese capital no podrá desarrollar mínimamente el negocio. Ni siquiera contar con métricas que enseñar a posibles inversores.

Tras ese capital y con cierta velocidad de crucero, entonces podrá buscar otras fuentes de financiación (bancos, ENISA, business angels). Y será entonces cuando deba echar un ojo a las subvenciones a la inversión con fondos FEDER, tal vez para la contratación de un desarrollo a medida, para la compra de software, etc.

Pero buscar antes, francamente, es perder el tiempo.

Photo by Daniel Korpai on Unsplash

Publicado por Javier Hidalgo

Javier lleva media vida dedicándose a entender a las empresas y sus procesos de innovación. Ha estado en los dos lados de la línea que une a empresas e instituciones públicas y conoce perfectamente cuales son las necesidades y requisitos que marcan la relación entre ambas.

Ver perfil en LinkedIn