Bloque

¿Y tus subvenciones? ¿Las sigues regalando?

solicitud de subvenciones

El 25 de julio de cada año, como tarde, liquidamos el Impuesto de Sociedades con Hacienda. Más nos vale. El último día de cada mes, la Seguridad Social nos carga en cuenta los seguros sociales de los trabajadores.

No debemos pasarnos un día en las liquidaciones, o tendremos que hacer frente a intereses y multas. La Administración no nos recuerda las obligaciones.

¿Pero qué ocurre con las subvenciones? La Administración no nos llama por teléfono ni nos envía e mails recordatorios. Son fondos que “están ahí”, a nuestra disposición …si los reclamamos. Si no lo hacemos, otros mejor informados (quizá nuestros competidores) se los llevarán.

Esto nos ha llamado siempre la atención: el flujo de caja positivo que pueden generar las subvenciones para una PYME innovadora puede ser mucho más importante que el flujo negativo derivado del pago de impuestos. Y mientras que estos se suelen gestionar desde la empresa con un buen equipo interno y externo de profesionales, las subvenciones se desprecian.

¿Que llegan tarde y no sirven para financiar la inversión que vamos a acometer? Claro, eso está fuera de duda. Pero servirán, si las gestionamos adecuadamente, para financiar el siguiente proyecto de inversión.

Según nuestra experiencia, una PYME innovadora puede conseguir, si es proactiva, entre dos y tres veces el montante que paga en impuesto de sociedades. Y no llamamos PYME innovadora a una empresa de software o a un desarrollador de soluciones IoT. ¡Una PYME innovadora puede ser simplemente un comercio de toda la vida que contrata el desarrollo de un portal de e commerce!

Foto de Helloquence en Unsplash

Publicado por Javier Hidalgo

Javier lleva media vida dedicándose a entender a las empresas y sus procesos de innovación. Ha estado en los dos lados de la línea que une a empresas e instituciones públicas y conoce perfectamente cuales son las necesidades y requisitos que marcan la relación entre ambas.

Ver perfil en LinkedIn